La Diversidad Cultural De Liderazgo

Cuento de canvas lms en uno solo

La discusión del acto negativo del alumno puede no terminarse por la amonestación, y limitarse sólo por el anuncio a ello de la observación oral o la formalización de la anotación disciplinaria en el diario. Tal anotación no debe reflejar la sobreexcitación emocional del maestro, y contener sólo la condenación expresada en la forma contenida, oficial.

La forma original de la adjudicación de los lugares de honor en la actividad sorevnovatelno-creadora de los colegiales son las exposiciones distintas de los mejores trabajos de los niños: los dibujos, las composiciones, los artículos distintos (los modelos, los aparatos, los materiales didácticos etc.). ­ habitualmente vinculado a las olimpíadas tradicionales pasadas anualmente por una serie de los objetos del programa escolar, o las competiciones, tales estímulos al desarrollo de las capacidades creativas y los intereses de los estudiantes.

Examinaremos al principio las medidas básicas del estímulo en la educación de los niños. En el número de las medidas más usuales del estímulo individual y colectivo debe llamar ante todo el encargo de las obligaciones honorables. Los encargos honorables en calidad de la medida del estímulo se usan ampliamente y en la familia. Por ejemplo, el lavado de la vajilla después del té puede ser encargado al niño de 5-8 años episódicamente, en forma del estímulo.

Por otro lado, los pedagogos expertos tratan de no esperar, cuando la carga de las emociones negativas, la experiencia y la conducta predominar en total tanto claramente que era posible derribar sobre el educando la serie de las medidas del carácter represivo. El sentido del castigo como los medios de la corrección — en su uso relativamente temprano y la dosificación cautelosa. Por eso el uso del castigo en condiciones del proceso normalmente educativo que pasa es completamente posible y en las situaciones, cuando las relaciones del educando son dirigidas en total positivamente. Por ejemplo, en la experiencia de A.S.Makarenko son ampliamente conocidos los casos, cuando por insignificante, para algunos minutos, retraso del despido en la ciudad Antón Semenovich imponía la medida relativamente severa del castigo, especialmente respecto a los mejores educandos.

La desaparición de la clase es posible sólo en caso de la insubordinación evidente, abierta, demostrativa del alumno a las exigencias del maestro, cuando el alumno se porta desfiantemente, es ofensivo con relación al maestro y los compañeros, cuando el pedagogo siente que a ello es abastecido el apoyo de la opinión pública de la clase. Por desgracia, es necesario reconocer que en la parte considerable de los casos, cuando esta medida se usa, su aplicación no era dictada por tal necesidad dura, y era llamado, a prever por la irritación del maestro por su inhabilidad el conflicto, a veces — el recurso indelicado al alumno.